VIÑEDO

MIMADO CEPA A CEPA

VITICULTURA ECOLÓGICA, BIODINÁMICA,…
¿ES POSIBLE DEFINIR TODO EN UNA PALABRA? CREEMOS QUE NO…

Viñedo controlado cepa a cepa por nuestra familia.
La agricultura es uno de los trabajos más antiguos nacidos durante el Neolítico. El know-how y la experiencia humana para cultivar plantas en la actualidad es la herencia de miles de generaciones humanas que manejan un entorno natural en su propio interés. Con la ayuda de la ciencia, este know-how ha tenido un desarrollo increíble en el último siglo y hoy en día la agricultura involucra a muchas industrias poderosas en el sector químico, biotecnológico, industrial, … y con intereses económicos realmente importantes.

En ABA SOLLEIRA somos gente de ciencia, con muchos años estudiando en varias universidades diferentes, pero también somos la generación actual de familias rurales con la historia completa de nuestras familias viviendo gracias a la agricultura y por la agricultura. Tener la base científica más alta no significa olvidar o dar menos valor a la experiencia y al patrimonio humano de hace miles de años en diferentes condiciones de producción y diferentes cultivos en todo el planeta. La agricultura ha sido la forma de alimentar a la humanidad antes de cualquier investigación científica moderna, pero desde hace muchos años la humanidad ha estado preocupada e interesada en desarrollar una agricultura más eficiente desde los tiempos más antiguos, por ejemplo, el primer agrónomo considerado de la historia Columela un español del primer siglo DC en la Hispania de tiempos romanos.

La población mundial actual tiene las mayores necesidades alimentarias de la historia y esto significa una importante producción industrial de alimentos basada en una agricultura industrial que utiliza muchos insumos desarrollados en el siglo pasado como maquinaria, fertilizantes minerales, insecticidas, fungicidas, herbicidas, … Todos estos insumos utilizados en la agricultura convencional provienen de hace menos de cien años y en todos los casos se ha utilizado con el objetivo de aumentar los rendimientos y reducir los costos de producción. Otras formas de producir alimentos y de gestión agrícola se definen como biológicas, biodinámicas, … también son nuevas definiciones creadas en el siglo pasado y a veces se utilizan como argumentos de comercialización para crear una diferencia con la agricultura convencional.

 

La población mundial actual tiene las mayores necesidades alimentarias de la historia y esto significa una importante producción industrial de alimentos basada en una agricultura industrial que utiliza muchos insumos desarrollados en el siglo pasado como maquinaria, fertilizantes minerales, insecticidas, fungicidas, herbicidas, … Todos estos insumos utilizados en la agricultura convencional provienen de hace menos de cien años y en todos los casos se ha utilizado con el objetivo de aumentar los rendimientos y reducir los costos de producción. Otras formas de producir alimentos y de gestión agrícola se definen como biológicas, biodinámicas, … también son nuevas definiciones creadas en el siglo pasado y a veces se utilizan como argumentos de comercialización para crear una diferencia con la agricultura convencional.

En ABA SOLLEIRA no usamos ninguna definición, solo queremos ser razonables en nuestra producción de uva y vino, basando nuestra filosofía en las siguientes ideas:

  • Todos los entornos agrícolas son entornos de desequilibrio por definición, ya que existe un cultivo exógeno plantado por humanos y con objetivos humanos que desequilibra el medio ambiente. Queremos hacer todo lo posible para equilibrar nuestros viñedos en el entorno natural, permitiendo que otras plantas, animales y microbiología tengan el mayor desarrollo posible. Más equilibrado es el entorno del viñedo más poderoso está contra las plagas y enfermedades específicas de la uva y la vid.
  • Las plagas, las enfermedades y las malas hierbas no son nuestros enemigos, solo son parte de la naturaleza que a veces son antagonistas de nuestro interés humano, pero algunas otras veces son nuestros trabajadores más duros y mejores aliados que nos ayudan a lograr nuestros objetivos. Las malas hierbas silvestres son la casa y la comida de muchos insectos que comen otros insectos que son plagas específicas para las uvas y las vides. Algunas especies microbiológicas son responsables de las enfermedades de la vid y la uva y algunas otras son antagonistas de estas enfermedades o incluso simbióticas con la planta, ayudándola a obtener mejores nutrientes y agua del suelo como las micorrizas. Si utilizamos herbicidas, fungicidas e insecticidas sólo pensando en eliminar nuestras pestes y enfermedades específicas, nunca conseguiremos el objetivo de eliminarlas y eliminaremos muchas de las hierbas silvestres, los insectos depredadores y la microbiología útil. No usamos ningún herbicida, las malas hierbas silvestres son bienvenidas, son buenas hierbas. No usamos ningún fertilizante mineral que cambie rápidamente el estado de nutrientes en el suelo, el pH y la presión osmótica (salinidad) que mata la microbiología del suelo. No tocamos físicamente el suelo con ninguna maquinaria para no cambiar las condiciones del suelo y preservar la erosión y la vida microbiológica. Controlamos la evolución de plagas y enfermedades antes de decidir cualquier intervención de pulverización. Nuestra mejor forma de luchar contra las plagas y enfermedades es un buen equilibrio en la vid con baja producción de uva y dejando que el aire entre en la planta y las uvas como el mejor y más barato fungicida. Solo en caso de una plaga o una intensidad de enfermedad que comprometa la calidad y cantidad de la producción de uva por encima del umbral de tolerancia rociaremos cualquier fungicida o insecticida. En ambos casos, utilizamos la solución más respetuosa con el medio ambiente ya que nuestro principal objetivo es tener un entorno lo más equilibrado posible y eso no es posible sin tratamientos químicos selectivos en términos de composición química, dosis, momento de aplicación basado en el estado biológico de la plaga o enfermedad, …

 

Comprometemos nuestra actividad a nuestra filosofía de producir uvas de alta calidad como la única forma de obtener vinos de alta calidad bajo las mejores formas de producción agrícola para preservar nuestro querido planeta Tierra y producir el vino más saludable posible para el consumo humano sin ningún residuo de sustancias tóxicas. Somos las personas que antes se verán afectados por cualquier cambio ambiental en nuestros viñedos y somos las personas que bebemos más de nuestro propio vino. Obviamente nos preocupamos de nosotros mismos y queremos lo mismo para nuestros consumidores también.

En nuestra filosofía es bastante difícil creer que produzcamos uvas, creemos que las uvas son producidas naturalmente por las vides y ayudamos al proceso como “cuidadores de uvas” (grape keeper) prestando atención a cada cepa de forma individual. En general, una menor intervención humana significa en muchos casos entornos más equilibrados. Esto es posible con un sistema de producción integrado basado en rendimientos moderados y explotación moderada de los recursos naturales, por otro lado, conceptos que se adaptan totalmente a nuestros intereses ya que los rendimientos más bajos de uva son nuestro primer objetivo para obtener la mejor concentración de aromas y sabores en las uvas y vino futuro y en el caso de la explotación moderada de los recursos naturales, principalmente suelos, es la garantía de la viabilidad a largo plazo de nuestros viñedos, la viabilidad a largo plazo de nuestra forma de vida.